¿Viajás con niños pequeños a Disney? Nuestras recomendaciones

Muchos nos preguntan cuál es la edad ideal para viajar a Disney. Al planificar el viaje, afloran preguntas como ¿vale la pena ir con bebés o niños pequeños? ¿hay que esperar a que cumplan 10? ¿hay que tener en cuenta la altura? ¿se van a cansar tanto en los parques que no lo van a disfrutar?

Y nuestra respuesta siempre es: Disney es magia al 100%, lo disfrutan los grandes y lo disfrutan los pequeños. Por eso, no hay una edad ideal para visitar Disney, TODAS son ideales. Los bebés y niños pequeños disfrutarán tanto como los más grandes.

Ahora bien, por supuesto que al viajar con niños debemos tomar una serie de recaudos para hacer que el paseo lo disfrutemos todos. De este modo, el viaje a las tierras mágicas nos regalará un maravilloso recuerdo en familia.

Algunas de nuestras sugerencias

-Respetar sus tiempos.

En primer lugar, tener en cuenta las necesidades de los pequeños: ellos tienen otros ritmos y horarios de descanso. La clave está en no intentar maratones de día completo, esto sólo conseguirá estresarnos. Respetemos los tiempos propios de los más pequeños y así podremos disfrutar todos. Por eso, en vez de planificar el recorrido del parque en solo día desde temprano hasta la noche, sería recomendable dividir la visita en dos días: ir un día por la mañana y volver al hotel luego del almuerzo y al día siguiente hacer a la inversa. Esto les dará tiempo para descansar en la pileta del hotel o dormir una siesta. Incluso, podrían volver al parque luego de este tiempo de descanso. Otra alternativa, si no quieren volver al hotel, son las áreas de descanso, hay muchas dispersas en todos los parques, ambientadas temáticamente, con bancos y espacios de sombra.

-Pasar tiempo en los playground

En cada parque de Disney o Universal, hay playground, que son zonas de juegos para niños. En la planificación del recorrido, asignar tiempos a estas áreas. Por ejemplo, Boneyard en Animal Kingdom que simula un área de investigación arqueológica donde los niños excavan para encontrar huesos de dinosaurios o se  suben a esqueletos prehistóricos. En Magic Kingdom hay un playground para jugar y chapotear con agua, ideal para los días de calor. Se trata de Casey Jr. Splash ‘N’ Soak Station, inspirada en la locomotora del circo de Dumbo. En Universal, está la zona de Jorge el Curioso. En definitiva, hay muchas áreas que pasaríamos de largo si sólo buscamos las atracciones excitantes, sin embargo para las familias con niños pequeños son un oasis: una excelente oportunidad para descansar y que los niños disfruten y jueguen un rato libres de las presiones de horarios.

-Visitar personajes

Mickey, Donald, princesas, superhéroes y todos los personajes de películas están en los parques disponibles para sacarse fotos y firmar autógrafos. Conviene asesorarnos previamente acerca de los horarios y lugares donde están los personajes favoritos de nuestros pequeños. Es conmovedor ver sus caritas de felicidad cuando los tienen cerca y pueden saludarlos o darles un abrazo. Ésta suele ser la actividad preferida de muchos niños.

Analizar si conviene separar el grupo

Si la familia se compone de niños de diferentes edades (ej. 3 y 13 años) tal vez conviene separar el grupo en dos. Mientras una parte va a una atracción, los más pequeños disfrutan en un playground, por ejemplo, o suben a una atracción que no requiera límite de altura. En este caso, es decir, familias con integrantes de edades muy diversas entre sí, requerirá un trabajo extra en cuanto planificación de actividades y recorridos, pero les aseguro que valdrá la pena porque podremos dejar contentos a todos en el grupo.

-Usar el child swap.

Muchos juegos tienen límites de altura para ingresar y, por ende, los más pequeños quedan excluidos. O tal vez, durante la fila el niño se asusta y no quiere subir. En ese caso, no lo duden,  utilicen el child swap,  un sistema que permite que los mayores suban sin necesidad de hacer dos colas, ni dejar al niño solo. ¿Cómo funciona? La familia completa hace la fila, al llegar al ingreso el grupo se separa: mientras un adulto sube a la atracción, el otro se queda con el niño, y luego intercambian posiciones de tal modo que pueda subir quien se quedó afuera mientras el otro se queda con el niño. Para conocer el funcionamiento en detalle te invitamos a leer aquí. vivaorlando.net/baby-swap-o-rider-swich-de-que-se-trata

-Planificar y conocer los juegos

Al conocer los juegos de cada parque podremos elegir aquellos que sabemos serán maravillosos para los más pequeños. También al saber de antemano qué nos encontraremos en cada atracción, podremos preparar a los niños a lo que verán. Por ejemplo, hay algunos juegos que, a pesar de no tener límites de altura, son oscuros o tienen ruidos fuertes que pueden atemorizar al pequeño. Si ya los conocemos podemos adelantar al niño lo que encontraremos adentro o incluso desecharlos del recorrido.

-Tener comida y bebida

Otro aspecto fundamental es tener siempre a mano provisiones. Un niño con hambre sólo piensa en comer, pedirle que “aguante un ratito para cumplir primero con el recorrido pautado” sólo traerá mal humor. Entonces, la clave es llevar una mochila con agua y snacks para pasar el momento y luego tomarse el tiempo necesario para un buen almuerzo a fin de recuperar energías.

-Usar cochecitos para moverse en los parques

Durante las visitas a Disney y Universal se camina mucho, tengamos en cuenta que si los adultos terminan la jornada agotados, los niños lo estarán aún más. Por eso, es imposible pedirles que caminen lo mismo que los mayores y más aún pensar en alzarlos y llevarlos en brazos todo el tiempo. En los parques se pueden alquilar por día coches para niños. Ahora bien, si van a estar varios días tal vez conviene viajar con uno desde su ciudad de origen o comprarlos en Orlando en un supermercado o tienda para niños. Asesórense previamente respecto a precios para evaluar alternativas más convenientes.

-Ser flexibles

Por último, recomendamos ser flexibles a cambiar recorridos y la organización diaria en función a las demandas de los más pequeños. Les aseguro que la pasaremos mucho mejor si nosotros nos adaptamos a su ritmo que si intentamos adaptarlos al nuestro.

Seguinos!
0

Posts Similares:

Comentarios

comentarios